PERÚ SE UBICA EN EL PUESTO 55 DEL MUNDO EN PROGRESO SOCIAL

RSE.- La manera más adecuada de medir el éxito de una sociedad no pasa necesariamente por analizar el Producto Bruto Interno (PBI) de dicho país, sino el evaluar la calidad de vida de las personas que viven en ese país, esto de acuerdo a los resultados arrojados por el “Índice de Progreso Social 2015”, realizado por el Social Progress Imperative, una organización sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos, con apoyo de Deloitte.

El Índice clasificó a 133 países en función a su desempeño social y ambiental, mediante el uso de 52 indicadores diferentes, que catalogan los temas que más importan a las personas, como por ejemplo: “nutrición”, “asistencia médica básica”, “agua y saneamiento”, “seguridad personal”, “acceso a educación superior”, “sustentabilidad de los ecosistemas”, “tolerancia e inclusión”, entre otros.

Para Gerardo Herrera, socio de Deloitte Perú: “el Índice de Progreso Social 2015 lanza un claro desafío a los países de América Latina: que le den prioridad al progreso social a pesar de las preocupaciones económicas. El estudio nos muestra que para que Perú siga creciendo y mejorando la calidad de vida de sus ciudadanos, es importante que el gobierno, las empresas y las ONG´s a través de políticas acertadas, innovadoras e implementadas de forma eficiente, generen oportunidades para que sus ciudadanos y comunidades desarrollen su pleno potencial, especialmente en tiempos de crisis económica”, sostuvo el ejecutivo.

Según los resultados de la presente investigación, la mayoría de los países de América Latina y el Caribe superan las expectativas al obtener buenas calificaciones en relación a “tolerancia e inclusión” así como en “libertad personal y de elección”. Sin embargo, el Índice también revela que los problemas de seguridad personal siguen siendo prioritarios para millones de latinoamericanos.

Una mirada al Progreso Social Peruano

 

Perú ratifica estas tendencias: a pesar de que ocupa el puesto 68 en PIB per cápita, sube al puesto 55 de 133 países en el ranking global de progreso social, con un desempeño medio-alto. En comparación con sus pares latinoamericanos, Perú ocupa el puesto 11 entre 21 países incluidos en el informe, por detrás de Uruguay (puesto 24 a nivel global), Chile (26) y Costa Rica (28), que ocupan los tres primeros puestos de la región con niveles altos de progreso social. Sin embargo, Perú se ubica muy por delante de Venezuela (72), Bolivia (73), Nicaragua (78), Guatemala (79) y Honduras (82), calificados como países con déficits sociales severos.

 

De acuerdo al estudio, las mayores fortalezas relativas de Perú, se encuentran en la dimensión de Oportunidades, particularmente en medidas de “derechos personales”, que evalúan el ejercicio de derechos políticos o de derechos de propiedad, y en “tolerancia e inclusión”, a pesar de tener un puntaje bajo en indicadores de “discriminación y violencia contra las minorías”.

 

Sobre el tema de “nutrición y asistencia médica básica”, Perú cae al puesto 79 del ranking global, con deficiencias relativas en indicadores de tasa de mortalidad materna y muertes por enfermedades infecciosas. Por otro lado, en el componente de “agua y saneamiento”, el país ocupa el puesto 86 a nivel mundial, ya que el 27% de la población peruana, especialmente en las áreas rurales, no tiene acceso a un servicio de saneamiento mejorado.

 

A pesar de que en el indicador “matrícula en los primeros años de secundaria”, se han alcanzado los objetivos esperados compartiendo el primer lugar con otros 7 países de América Latina y el Caribe, la “igualdad de género en la educación” aún es un tema pendiente para el país.

 

En el caso de “seguridad personal”, el cual es un asunto crítico tanto en Perú como en el resto de la región, las tasas de homicidios o el nivel de crímenes violentos ubican al país en el puesto 112 de 133 países por delante de República Dominicana (125), Honduras (127) y Venezuela (131).

 

Para culminar, Pedro Olaechea, Vicepresidente de Soluciones Empresariales contra la Pobreza, la misma que forma parte del Grupo Impulsor del Índice del Progreso Social en el Perú, afirmó que “el índice de Progreso Social es una medida poderosa de la inclusión, adecuada para encarar la agenda de desarrollo post-2015. Asimismo, es un poderoso recordatorio de que los países deben darle prioridad al progreso social. En Perú 10 organizaciones representativas del sector privado, público, académico y sociedad civil organizada y cooperación internacional, hemos creado una iniciativa local llamada Progreso Social Perú y dentro de ella, buscamos replicar el marco conceptual y metodológico del Social Progress Imperative (IPS) con el fin de identificar nuestra reales necesidades y urgencias a nivel regional en el país para empezar a actuar y buscar soluciones”.

 

Los resultados del Índice de Progreso Social 2015 fueron presentados hoy en Perú por  Progreso Social Perú y Deloitte Perú. La presentación estuvo a cargo de Pedro Olaechea Álvarez – Calderón, vicepresidente de Soluciones Empresariales contra la Pobreza y Ex Presidente de la Sociedad de Industrias; Alexandra Ames, secretaria Ejecutiva de Progreso Social Perú; y Gerardo Herrera, socio director de ERS de Deloitte Perú.

 

A nivel mundial, fue presentado el 9 de abril en  en New York.

Perú

 

Comments are closed.