MIU HUANG LI: “LA RS ES PARTE DE USIL Y LO TRANSMITIMOS A NUESTROS ALUMNOS”

Entrevista a Miu Huang Li, Vicepresidenta de RS de la USILEntrevista a Miu Huang Li, Vicepresidenta de RS de la USIL

Hace un poco más de un año, Miu Huang Li asumió el reto de convertirse en la Vicepresidenta de RS de la USIL, hoy, desde su cargo, nos cuenta de la reciente alianza con Perú2021, del trabajo que desarrolla para promover la RS entre sus estudiantes sino de cómo logran adherir esta filosofía al ADN de los jóvenes.

¿Por qué existe una vicepresidencia de RS en USIL?
Porque tenemos como uno de nuestros pilares estratégicos la responsabilidad social (RS). Y tenemos muchos compromisos en relación a este. Por ejemplo, tenemos proyectos relacionados a emprendimientos e investigación y desarrollo. Nuestra visión de “vicepresidencia” es para brindar de manera integral todos los conceptos de RS a la corporación educativa.

Entrevista a Miu Huang Li, Vicepresidenta de RS de la USIL

Entrevista a Miu Huang Li, Vicepresidenta de RS de la USIL

¿Qué marcas forman parte de la corporación?
Además de USIL Perú como universidad tenemos a USIL de Miami y de Paraguay, un nido, un colegio, dos Instituto ubicados en Lima Norte y Magdalena y una escuela de post-grado.
Como corporación creemos mucho en la RS, pero sobre todo en los impactos sociales y económicos que nosotros generamos como institución en la sociedad.
¿Cuántos voluntarios tienen USIL?
Contamos con una masa crítica de más de 21 mil alumnos y más de 3 mil colaboradores de los cuales 1500 son docentes.
¿Preparan a los estudiantes para adherirse a esta filosofía?
Sí, le prestamos mucha atención a la educación que les brindemos a los estudiantes porque consideramos que es muy importante que ellos tengan esta consciencia social, que conozcan desde la parte económica de un proyecto hasta cómo emprenderlos, desde cómo insertarlos en las empresas donde se desarrollen y hasta de qué forma va a impactar en la sociedad.
¿Y cómo lo logran?
Como nuestro core está en la parte académica y al ser una universidad, desde la vicepresidencia trabajamos tres aspectos: la parte académica, social y corporativa. Y siendo que lo académico es lo más importante para nosotros, hemos insertado contenidos de responsabilidad social para que los alumnos lo desarrollen a lo largo de su carrera: al inicio, a la mitad y al final de su profesión. Con ellos los jóvenes aprenden sobre análisis de proyectos y hasta como insertarlos en las empresas. Incluso somos la única universidad que ofrece un título profesional con mención en responsabilidad social.
¿La respuesta de los alumnos ha sido positiva?
Hay muchos estudiantes que ingresan a un programa por cumplir con el plan académico, pero en el camino descubren todo el talento que tienen y lo mucho que pueden aportar y es entonces cuando sobrepasan las 60 horas que deben cumplir y dan más horas de su tiempo para ayudar a otros.
Sin embargo, hay otro aspecto. Ellos no solo ven teoría, tienen contacto directo con los beneficiarios. Creo que esa experiencia de ver y comprender el propósito de su carrera, de cómo ser una mejor persona y de la necesidad de contribuir, los lleva a comprometerse más allá de un ciclo académico.
Y los egresados, ¿continúan esta filosofía?
Sí, para alegría nuestra, muchos de nuestros egresados nos han comentado que han logrado ocupar puestos gracias a su experiencia y conocimiento en RS. Para nosotros, eso es un plus y nos dice que estamos haciendo las cosas bien.
¿Todos sus proyectos están enfocados en la educación?
No, tenemos cuatro líneas de acción: solidaridad, emprendimiento, sostenibilidad ambiental y educación. El de solidaridad se activa cada vez que hay una alerta. Por ejemplo, ante un sismo, un friaje y toda emergencia donde se necesite apoyo.
En la línea de emprendimiento contamos con programas en comedores populares donde trabajamos con madres de familia. Las afiliadas a dichos comedores reciben capacitación para emprender negocios, les enseñamos a mejorar sus negocios o emprendimiento, les brindamos las herramientas para que puedan salir adelante.
En educación trabajamos con diferentes colegios para enseñar a niños con habilidades físicas o diferentes y para ello capacitaciones a nuestros estudiantes que son los que finalmente brindan apoyo a estos colegios. Y la línea de sostenibilidad ambiental está relacionada con el adecuado manejo de residuos sólidos, arborización, concientización de uso de residuos y recursos naturales.
Pese a todo lo bueno que aporta la RS, aún lo consideran un gasto
Es verdad, pero eso ha ido cambiando. Cada vez más empresas están entiendo que la RS es una inversión y la han incorporado a su ADN y a su gestión estratégica. Eso se evidencia en que cada vez menos empresas recortan los presupuestos para los programas de RS porque entienden que les agrega valor a su marca y a su organización. Muchas de esas empresas han dejado además de ver sólo hacia el presente y han logrado mirar hacia el futuro.
¿Y cuál es la clave para que la RS en las empresas sea un éxito?
En dejar de etiquetar a la RS como “programas sociales asistenciales”, porque en el tiempo se vuelven insostenibles y no generan un retorno. La clave está en que cada proyecto de RS sea sostenibilidad y genere beneficios para la empresa. Hoy, el reto de las empresas, es apostar por ese tipo de proyectos.
Han firmado un convenio con Perú 2021. ¿Qué aspectos son los más importantes para ustedes en este acuerdo?
Perú 2021 son especialistas en temas de RS y son los que marcan las pautas. Nosotros por nuestra parte, tenemos una academia que desarrolla investigación y en ese sentido queríamos servir de herramienta. Y es que queríamos medir el retorno de la RS y de la inversión en temas de sostenibilidad.
Nuestra alianza con Perú 2021 es para brindar capacitación, desarrollar investigación y concursos para quienes desarrollen distintas iniciativas que solucionen las problemáticas sociales y ambientales que existen en nuestro país.