GRUPO PALMAS Y ONG INTERNACIONAL SOLIDARIDAD DESARROLLARAN PALMA ACEITERA SOSTENIBLE E INCLUSIVA

El Grupo Palmas, empresa agroindustrial de palma aceitera y la ONG Internacional Solidaridad, organización enfocada en la promoción e implementación de modelos de desarrollo de cadenas de valor sostenibles e inclusivas, trabajarán durante 02 años en la profesionalización de 31 palmicultores, productores asociados de la localidad de Tocache (San Martín) a través de formación de capacidades en la implementación de la certificación RSPO o Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, como estrategia para reducir la deforestación, conservar la biodiversidad, y promover buenas prácticas en los cultivos de palma sostenibles en la Amazonía peruana.

El proyecto pretende reducir la brecha actualmente existente respecto al cumplimiento de los principios sostenibles establecidos por la certificación RSPO desde la base de la cadena de suministro, a través de formación de capacidades en aspectos como buenas prácticas agrícolas, manejo de cultivos de manera eficiente, manejo adecuado de agroquímicos, gestión de residuos sólidos y uso de registro de producción para la gestión administrativa del negocio.

Este programa se llevará a cabo gracias a la alianza entre Grupo Palmas y Solidaridad, quien brindará la asistencia técnica con base en su experiencia de más de 45 años a nivel mundial, fortaleciendo cadenas de suministro sostenibles con pequeños productores de diversos cultivos. Cabe indicar que los fondos para ejecutar el proyecto ascienden a 650 mil soles y fueron obtenidos mediante el Programa de Desarrollo de Proveedores llevado a cabo por Innóvate Perú, programa impulsado por el Ministerio de la Producción.

La promoción de cultivos a largo plazo, como la palma, logra mitigar la agricultura migratoria a pequeña escala en Perú, la que causa el 70% de deforestación en nuestro país. El cultivo de palma logra asentar a las poblaciones en torno a su producción por un período aproximado de 25 años.

Asimismo, la profesionalización del palmicultor permitirá que maximice su producción y por ende ser más rentable al obtener un fruto de mayor calidad. En esta misma línea, los palmicultores que cuenten con la certificación RSPO, podrán tener mayores posibilidades para atender la demanda de aceites certificados exigidos por los mercados internacionales. Lo cual a su vez resultará en la mejora de su calidad de vida y la de sus familias, así como en la dinamización de la economía regional.

Otro de los beneficios de contar con la primera red de palmicultores sostenibles es el impacto socioambiental positivo en la Amazonía peruana, reduciendo la presión sobre los bosques y conservando la biodiversidad.
Finalmente, Grupo Palmas refuerza su posición como la primera empresa peruana con una política de sostenibilidad en el sector y libre de deforestación, comprometiéndose a la producción responsable de palma aceitera en alianza con socios internacionales como la ONG Solidaridad que ya cuenta con experiencias similares en países de Latinoamérica y Asia.