ROQUE BENAVIDES:: TRABAS ADMINISTRATIVAS ESTATALES FRUSTRAN INVERSIONES EN EL SECTOR MINERO

Líder minero critica "situación perversa" que impide revertir tendencia a la caída de la producción de minerales observada en últimos años.

El presidente de la Compañía de Minas Buenaventura, Roque Benavides Ganoza, manifestó su “preocupación” y “frustración” por las innumerables trabas administrativas que enfrentan los inversionistas mineros para concretar proyectos que apuntan a revertir la tendencia a la caída en la producción de minerales en el país en los últimos años.

Benavides, formuló estas declaraciones en una entrevista concedida a Rumbo Minero TV, la cual podrá ser vista en su integridad durante la emisión del programa, el sábado 9 y domingo 10, a las 10 am, vía Canal N.

“Las cifras demuestran que en los últimos 3 o 4 años ha venido decayendo la producción de plata, plomo, zinc, estaño, y la producción de oro ha venido cayendo en los últimos 8 años. Esto es algo que tienen que preocuparnos”, dijo el destacado líder minero.

En ese sentido, explicó que los efectos de esa caída en la producción no se han sentido debido a que “los precios internacionales nos han acompañado favorablemente”, lo que ha permitido además que el país no haya sufrido un descenso en sus ingresos por conceptos de exportaciones mineras.

Líder minero critica “situación perversa” que impide revertir tendencia a la caída de la producción de minerales observada en últimos años.

No obstante, dijo que “lo que tiene que preocupar a la gente que ve por el futuro es que la producción pueda seguir manteniéndose o incrementándose”.

Precisamente, en este punto señaló que, contrariamente a lo que tal situación exige, se vienen multiplicando gravemente diversas trabas burocráticas y administrativas al interior del Estado, que están impidiendo la puesta en marcha de importantes proyectos del sector.

“Mucho de eso tiene que ver con la cantidad de permisos, las demoras, el temor de los funcionarios públicos de tomar decisiones, y eso hace que los permisos para la exploración y los permisos para las operaciones se demoren cada vez más”, detalló.

“No es una crítica al funcionario público”, advirtió, pero enfáticamente sostuvo que tal “situación es relativamente perversa, en el sentido de que el funcionario público, muchas veces mal pagado, tiene temor de que el siguiente gobierno le inicie un juicio” por sus decisiones, como consecuencia de lo cual inmoviliza las iniciativas de inversión.

“Eso es preocupante. El sector privado tiene que cumplir con sus metas de producción, y (eso) nos genera mucho estrés y frustración”, dijo.

En otro pasaje de la conversación que sostuvo con Jorge León Benavides y Juan José Maertens, conductores del espacio televisivo especializado en temas de minería, Benavides planteó  la necesidad de “ponernos metas de poder producir más”.

Al respecto, alertó que de no hacerlo “no vamos a poder ofrecer más producción al país y por lo tanto, mayores recursos”.

El ejecutivo abordó también temas relacionados a la conflictividad social vinculada con proyectos mineros y la necesidad de que el Estado tenga una mayor presencia y actividad en zonas rurales, así como imponga su autoridad ante las manifestaciones de violencia y quebrantamiento de la ley por parte de los activistas antimineros.