CONSEJOS PARA CUIDAR TU SALUD MENTAL EN EL TRABAJO DURANTE ESTA TERCERA OLA

Johanna Melgarejo, directora de Recursos Humanos de G4S, explica que la depresión, ansiedad, irritabilidad, dolores físicos e incapacidad para tomar decisiones, son algunas de las consecuencias que el estado de aislamiento y la incertidumbre de la tercera ola pueden generar en los trabajadores

En la actualidad, Perú registra más de 206,000 nuevos contagios confirmados de la COVID-19, cifra que supera más de tres veces el pico de casos confirmados registrados en la segunda ola (67,107). Ante este nuevo escenario, es indispensable profundizar en los problemas de estrés y depresión que continúan incrementándose debido al aislamiento, preocupación y las sobrecargas en las jornadas laborales que llegaron de la mano del home office.

En el 2021, se registraron más de 313 mil casos de depresión, un incremento del 12% desde años previos a la pandemia. Además, los suicidios también aumentaron a 708; con 14 casos adicionales en lo que va del 2022. En ese sentido, Johanna Melgarejo, directora de Recursos Humanos de G4S, resalta algunas recomendaciones para combatir la angustia, ansiedad o depresión que llega a producir el resultado de una prueba positiva.

1. Evita el exceso de información sobre el COVID-19. Informarse es bueno, pero en estos tiempos no es recomendable abusar en el uso frecuente de noticias negativas en portales web o redes sociales. Mantenernos libres de estrés implica ser muy selectivos con la información que consumimos y cuidar nuestros hábitos.

2. Despeja tu mente en tus tiempos libres. En horarios de refrigerio o tiempos libres busca actividades que te relajen como: armar rompecabezas, leer libros, hacer un maratón de series y películas, meditar, escribir. Ocupa tu mente en actividades que te mantengan alejado del caos de las cifras y los contagios.

3. Establece una alimentación saludable. Fortalece tu sistema inmunológico con una buena alimentación y el tratamiento y vitaminas sugeridas por un nutricionista. Vacúnate y aplica las dosis de refuerzo. Es fundamental atender las recomendaciones de las autoridades de salud, son la mejor manera para combatir la enfermedad.

4. Establece una rutina habitual. Cumple con tus horarios y realiza en la medida de lo posible las actividades normales de tu día, esto ayudará a mantener tu mente ocupada en acciones que le son naturales y familiares.

5. Busca atención psicológica. El aislamiento durante el periodo de confinamiento puede agudizar sentimientos de soledad, miedo y tristeza. Es necesario buscar ayuda de un profesional especializado que te pueda brindar las bases emocionales para hacer frente a estas nuevas condiciones. Ten en cuenta que primero es tu estabilidad emocional.

La especialista de G4S señala que atender la salud mental de los empleados permite mantener entornos de trabajo saludables y aumenta la productividad de cada uno de ellos, pues de lo contrario, se pueden registrar consecuencias como la depresión, ansiedad, irritabilidad, dolores físicos e incapacidad para tomar decisiones.