UN MUNDO SIN RESIDUOS: LOS CONTENEDORES DE RECICLAJE DE COCA-COLA LLEGAN A SUCRE

En alianza con HELVETAS Swiss Intercooperation, Fundación Pasos, el Gobierno Municipal de Sucre y la Universidad Autónoma San Francisco Xavier de Chuquisaca, Coca-Cola Bolivia instalará más de 65 contenedores de reciclaje de la marca Vital en la capital del país y sus provincias con el objetivo de promover el reciclaje y trabajar por Un Mundo sin Residuos.

Promover y consolidar el reciclaje es más que una forma de cuidar el medioambiente. Es una manera de involucrar a la comunidad en un cambio cultural y de paradigma, que tiene un impacto positivo en la vida diaria de quienes reciclan y de quienes viven del reciclaje. Y es que la nueva alianza entre Coca-Cola Bolivia, HELVETAS Swiss Intercooperation, Fundación Pasos, el Gobierno Municipal de Sucre y la Universidad Autónoma San Francisco Xavier de Chuquisaca, permitirá instalar 65 contenedores de reciclaje de la marca Vital en la capital del país y sus provincias. Y eso significa un nuevo impulso al reciclaje y a los recicladores.

De esa forma, más de 60 recolectoras de las asociaciones “Ciudad Blanca” y “Por un Mundo Mejor” de la ciudad de Sucre se unen a la red de administradores de los contenedores de Vital que Coca-Cola Bolivia viene colocando en diferentes puntos del territorio nacional desde finales de 2020 con el objetivo de recuperar la mayor cantidad de botellas PET.

El trabajo en equipo permitirá que la Compañía logre nuevos avances en su compromiso global de alcanzar Un Mundo sin Residuos, lo que implica recolectar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para el 2030.

“Como Coca-Cola elaboramos una campaña que remarca la importancia del reciclaje y el valor del plástico PET como material ideal para tener una nueva vida. Nuestro objetivo es claro: queremos recuperar la mayor cantidad de botellas PET, no importa la marca o la bebida que hayan contenido, la meta es generar conciencia en torno al valor de los residuos y empoderar a las personas para el cambio de hábitos, bajo el enfoque de ‘Dejar un mundo mejor, cambiar la herencia’”, apunta la Directora de Fundación Coca-Cola Bolivia, Claudia Fernández, y remarca que la importancia de esta acción también reside en el aporte al modelo de economía circular que promueve la Compañía.

Como parte del compromiso Un Mundo sin Residuos, Coca-Cola Bolivia incorporó en 2016 un 30% de resina reciclada en sus botellas y en marzo de 2020 presentó la botella Vital hecha en 100% de PET reciclado, lo que consolida el trabajo de la Compañía en sus políticas de reciclado de botellas PET.

La primera etapa de este plan de reciclaje junto a Vital incluye la instalación de 500 contenedores en diferentes ciudades del país. La primera fase comenzó en noviembre de 2020; y ante la buena respuesta de la población se decidió ampliar a las ciudades capitales. En la ciudad de La Paz, por ejemplo, un centenar de contenedores se sumaron a las 66 islas verdes y 32 puntos verdes barriales de la primera ciudad ecoeficiente de Bolivia. En Cochabamba ya van 50 contenedores entregados y en Santa Cruz la instalación se está dando de forma gradual con el apoyo de instituciones, empresas y condominios que ya suman más de 60. En otras ciudades como Potosí, Tarija y Oruro ya se han entregado en esta primera etapa entre 10 y 30 contenedores por ciudad.

El impacto positivo en los recicladores
Por su parte, Carlos García, Director del Proyecto Gestión Ambiental Municipal de la Cooperación para el Desarrollo de la Embajada de Suiza en Bolivia, señala que mejorar la calidad de vida de las personas con la gestión de los residuos sólidos y con una visión de economía circular, es posible y beneficioso no solo para las familias de los recolectores sino para todos los habitantes de la ciudad y provincias donde llegarán los contenedores.

“No es solo un proceso de entrega de contenedores, este proyecto tiene una visión clara en el reúso de los residuos. Es parte de un plan mayor como es el proyecto ‘Sucre Separa’. Hay todo un proceso a mediano plazo con la alcaldía, la universidad y el equipo de HELVETAS, los cuales se encargan de hacer el seguimiento y capacitación en educación ambiental a los recicladores y población a través de jóvenes brigadistas”, remarca Carlos.

Los contenedores estarán ubicados en lugares estratégicos del municipio y el proceso irá acompañado de acciones de sensibilización para que la población tome conciencia de la importancia del manejo adecuado de los residuos. Además, en una segunda etapa, también de la mano de la Cooperación Suiza, colocarán contenedores en diez municipios del país, entre ellos las poblaciones chuquisaqueñas de Camargo, Muyupampa y Macharetí.

Las dos asociaciones de recolectores de Sucre serán las encargadas de cuidar los contenedores y retirar las botellas para su posterior entrega a la empresa Empacar, socio estratégico de Coca-Cola. Ambas asociaciones son parte del proyecto de Reciclaje inclusivo que lleva adelante la Fundación Coca-Cola en Santa Cruz, Potosí, Sucre y Cochabamba desde 2019 en coordinación con la Fundación Avina, la consultora española Roots For Sustainability (R4S) y la Fundación para el Reciclaje (Fundare).