COBRE ES UTILIZADO PARA EMBELLECER Y CUIDAR LOS JARDINES

RSE.- Aunque las propiedades benéficas del cobre son conocidas desde la antigüedad, el “metal rojo” no deja de sorprender e inspirar a los arquitectos y diseñadores… incluso en el jardín! Después de conquistar el interior, el cobre está encontrando su lugar al aire libre, gracias a sus propiedades inherentes: duradero, resistente a la corrosión, versátil, 100% reciclable y antimicrobiano, no es de extrañar que el cobre sea muy popular entre los diseñadores y paisajistas, que están tomando cada vez más provecho de sus cualidades. ¿Podría el cobre convertirse en el accesorio de moda e imprescindible para los espacios verdes?

Durable y resistente: el cobre florece al aire libre
Altamente resistente a la corrosión, el cobre es uno de los materiales preferidos para estructuras sometidas a condiciones climáticas difíciles. Techos de cobre o fachadas se caracterizan por tener la misma vida útil que el edificio que están protegiendo. Esta resistencia hace que el cobre sea la elección perfecta para los accesorios al aire libre.

Canaletas de aguas pluviales o de lluvias que resisten al paso del tiempo, regadores o duchas que no se ven afectadas por el mal tiempo, ollas revestidas de una pátina protectora, entre otros. Lo cierto es que existen innumerables maneras de tomar ventaja de la resistencia del cobre y el atractivo estético.

También debe tenerse en cuenta que más del 40% de cobre utilizado en la actualidad se recicla. Que sea reciclable al 100%, lo convierte en elección perfecta para el eco diseño y para jardines medioambientalmente amigables.

Chic y versátil: el cobre es un elemento imprescindible en cualquier jardín moderno

Decoración exterior, macetas, accesorios de jardín, mobiliario; hay un sinfín de maneras de usar cobre al aire libre. Al ser maleable, puede adoptar diferentes formas y colores debido a la oxidación natural. Rojizo en su estado natural, su apariencia y el color pueden cambiar con el tiempo, volviéndose café y luego con tintes verdosos.

Además al ser un material viviente, el cobre es particularmente útil para la decoración de jardines, ya que al igual que las plantas, el cobre cambia con las estaciones entregando una mirada alternativa, simple y vintage.

Cobre, un atractivo aliado para un saludable jardín
Bien conocido por los jardineros como una solución contra los parásitos, un accesorio de cobre puede simplificar la mantención del jardín. Además posee propiedades fungicidas y bactericidas que ayudan a proteger los vegetales de una manera respetuosa con el medio ambiente. Esta propiedad hace que sea uno de los materiales preferidos de los diseñadores, a través de soportes de cobre y “jaulas” de protección de plantas, los discos grabados que impiden el crecimiento de musgo y moho en piedras decorativas entre otras.