LA MARCHA DE ROCHE POR LOS NIÑOS CUMPLE 10 AÑOS

RSE.- Con la décima edición anual de la Marcha de Roche por los Niños, Roche celebró una década de compromiso con los niños vulnerables. En 1123 centros del Grupo Roche en todo el mundo, los empleados recogieron donativos para los huérfanos del VIH/Sida del sur de Malawi y proyectos educativos en la zona, así como para entidades benéficas locales.

La caminata, que también se replicó en el Perú, destinará este año los fondos que se recauden a una causa local, que permita  contribuir con diferentes soportes para la rehabilitación de los “Angelitos de Matucana”, centro de niños con diferentes discapacidades mentales y físicas que viven en Huarochirí.

Años anteriores los recaudado se destinó para los pacientes del Hogar San Camilo, que alberga a pacientes con VIH. Durante el 2011 sirvió también para instalar una biblioteca en el poblado de Chocos, afectado por el terremoto de 2007, en alianza con Proyecto Recreo.  Entre tanto, en el año 2012 los fondos obtenidos se entregaron al Hogar Emrique Rebuschini, a fin de ayudar a los niños con cáncer de bajos recursos que vienen a Lima, desde el interior del país,  a recibir tratamiento.

Esta marcha es un hito muy destacado entre las actividades filantrópicas de Roche. Desde la primera Marcha por los Niños, los empleados de Roche y la empresa han recaudado fondos para proporcionar alimento, ropa y educación a 17.000 huérfanos de Malawi en colaboración con la Coalición Europea de Personas Positivas (ECPP), UNICEF Suiza y UNICEF Malawi.

El director general (CEO) de Roche, Severin Schwan, sostuvo que: «Este año se cumple una década de la Marcha de Roche por los Niños, un compromiso permanente de los empleados de Roche por una causa común. Dado que el comportamiento sostenible es algo firmemente arraigado en nuestra actividad empresarial cotidiana, también nos hemos comprometido a elevar la toma de conciencia para con los miembros más vulnerables de la sociedad».

Una década de compromiso

La primera marcha tuvo lugar en el año 2003. Desde entonces, 115.000 empleados de más de 100 centros de Roche han participado recaudando más de 9,6 millones de francos suizos, que han servido para ayudar de forma sostenida a más de 17.000 huérfanos de Malawi.

Hasta el último céntimo recaudado en la Marcha de Roche por los Niños se destina a la causa. Roche realiza un aporte similar a los donativos recogidos por los empleados. Como Roche también se hace cargo de todos los gastos de la marcha y administrativos, nada del dinero donado se destina a gastos burocráticos ni a cubrir los costos de recaudación. Auditorías externas garantizan que todos los fondos se empleen en beneficio de los niños.

 

Más información sobre los proyectos a los que contribuye la Marcha de Roche por los Niños

Roche colabora con dos organizaciones experimentadas: la Coalición Europea de Personas Positivas (ECPP) y UNICEF Suiza, a través de las cuales apoya dos proyectos claramente definidos. El primero de ellos abarca centros de día para huérfanos del sida en Malawi y becas para educación secundaria y superior; la gestión corre a cargo de su socio ECPP (Coalición Europea de Personas Positivas). El segundo está destinado a mejorar escuelas y formar maestros con ayuda de UNICEF Suiza. Ambos proyectos tienen tres objetivos en común: proporcionar ayuda, seguridad, higiene y alimento, impulsar la educación y la formación académica, y desarrollar en los niños capacidades que les permitan ser autosuficientes.

Hasta la fecha, los fondos recaudados han proporcionado 30.000 uniformes escolares y casi 5,6 millones de comidas. Más de 200 jóvenes han obtenido la posibilidad de realizar estudios superiores, por ejemplo para formarse como maestros. Además, 4.000 jóvenes han aprendido oficios como el tricotado, la hojalatería o la carpintería para que las comunidades sean más autosuficientes y puedan aspirar a un futuro mejor.

Todos los años, un grupo representativo de empleados que se hayan distinguido en la recaudación de fondos recibe la oportunidad de viajar a Malawi para comprobar de primera mano cómo se emplea el dinero para ayudar a los niños y mejorar su vida.