SÍNDROME DOWN: ÚNETE A LA “MOVIDA IN” Y APUESTA POR LA INCLUSIÓN

El 16 de Octubre es el Día de los derechos de la persona con discapacidad y de la Educación Inclusiva, cuyo objetivo es llamar la atención sobre la ausencia de oportunidades y las barreras que día a día enfrentan un millón y medios de peruanos. De acuerdo a la Encuesta Especializada sobre Discapacidad, hay casi 80 mil niños y niñas en edad escolar que no van a la escuela.

“Claramente el modelo de apoyo externo a estudiantes con discapacidad en escuelas regulares no asegura ni el acceso ni la calidad de la educación. Tendría que haber 3,500 SAANEE (Servicios de atención a las necesidades educativas del educando) para atender a los 70 mil colegios del país, asegura Liliana Peñaherrera, presidenta de la Sociedad Peruana de Síndrome Down – SPSD. A la fecha solo hay 239 SAANE que logran atender solo al 38% de estudiantes, y en el ámbito rural solo al 7.6%”.

La SPSD apuesta por la reconversión de las escuelas especiales en escuelas emblemáticas de la inclusión. Esta reconversión puede ser gradual, pero es preciso demostrar que la inclusión de estudiantes con discapacidad en escuelas regulares es posible. En países como Italia y Francia este cambio sucedió de un día para otro. En el Perú, desde el año 2003, la Ley General de Educación plantea la educación en escuelas regulares de estudiantes con discapacidad. Los colegios públicos y privados han tenido más de 12 años para prepararse y capacitar a sus docentes, así como para asegurar la accesibilidad arquitectónica de los centros educativos. El Minedu debiera destinar más presupuesto a la inclusión educativa que actualmente favorece a más de 57,000 estudiantes con discapacidad, y menos a las escuelas de educación especial que atienden a 17,000 estudiantes.

Inclusion Internacional señala que “lo que hace funcionar la inclusión es una combinación de visión y  compromiso, de leyes y normas con políticas públicas orientadas a resultados; de innovación y renovación. Exige el liderazgo de los ministerios de educación y de los directores de las escuelas. Requiere maestros que estén debidamente capacitados y dotados de apoyo”.

La SPSD se une a la concientización sobre los derechos de las personas con discapacidad, lanzando la “Movida IN”, por la INclusión, la no inVISIBILIDAD, y el pleno ejercicio de la ciudadanía de las casi 25 mil personas con síndrome Down en todo el país.