ALIANZAS PÚBLICO PRIVADAS DESARROLLAN ESTRATEGIAS EN FAVOR DE LA EDUCACIÓN

RSE.- Según la UNESCO, las cifras de niños, jóvenes y adultos carentes de educación o con aprendizaje limitado continúa siendo uno de los desafíos más importantes debido a que a nivel mundial existen 59 millones de niños que están privados de la educación escolar. Asimismo, son 781 millones los adultos, representando el 16% de la población mundial, que aún  son analfabetos. A ello se suma que el 60% de los adultos son mujeres, mientras que 126 millones son jóvenes.

Estas cifras corresponden, según el reporte de Estadísticas Internacionales de Alfabetización de la Unesco, a un proceso paulatino de mejora desde la década de 1970. De acuerdo al organismo, en 1990 el 25% de la población mundial aún era analfabeta, en tanto que en el periodo de los años 2000 – 2004, la tasa se redujo a 18%. Sin embargo, en la siguiente década la proporción solo se redujo a 16%.

Y para analizar esta problemática se llevó a cabo el Foro Visiones 2016 “Empecemos por la Educación”,  con la finalidad de poner en valor el impacto que las alianzas público- privadas tendrían en la mejora de la calidad de la enseñanza en el Perú, a través de la colaboración en cuatro ámbitos: finanzas, tecnología, creación de capacidad y comercio; y como esto permite alcanzar el cuarto de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), enfocado en educación: “Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

El evento organizado por la Cámara Oficial de Comercio de España en Perú, la Embajada de España en Perú (la Oficina Económica y Comercial y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID) y el Foro de ONG españolas, fue moderado por el psicólogo y especialista en educación Roberto Lerner y contó con la presencia del embajador de España en el Perú, Ernesto de Zulueta; la representante de la UNESCO en el Perú, Magali Robalino; con Lala Romero de la ONG Fe y Alegría; el fundador de Innova Schools y Futura Schools, Gonzalo Galdós; el gerente de la Fundación BBVA Continental, Carlo Reyes; el experto en educación y premio Nacional de la Academia de Ciencias de México, Walter Twanama; y el presidente de la Cámara Oficial de Comercio de España en el Perú, Luis Velasco.

Magali Robalino, quien también ha sido consultora de UNICEF, dijo que los ODS son objetivos de los estados, construidos y definidos por ellos mismos bajo consentimiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Mencionó, además, que su cumplimiento depende tanto de los gobiernos, como de los sectores públicos y privado, y de las organizaciones sociales. Asimismo, destacó que en este campo las alianzas entre ambas partes podrían tener protagonismo a futuro, permitiendo un trabajo conjunto en beneficio de calidad educativa en el Perú.

Al respecto, el especialista en educación, Roberto Lerner, destacó la importancia de que Perú trabaje en mejorar la educación, pues la principal función es de formar ciudadanos y en segundo lugar generar productores. En ese sentido, resaltó la importancia de que los cambios en el sector estén bien encaminados para que así exista una alianza fructífera entre los actores público y privado.

Por su parte, Twanama destacó que, si bien hay poco más de 26,000 mil millones de soles que el actual Gobierno pretende designar para el sector educación a partir de 2017 con la finalidad de capacitar a los docentes, mejorar la calidad de aprendizaje de los alumnos y reducir las brechas de infraestructura escolar, para alcanzar tales objetivos se debería contar con al menos el doble de presupuesto, por lo que es importante considerar un aporte que llegue desde el sector privado.

Asimismo, Carlo Reyes, gerente de la Fundación BBVA Continental, explicó que la educación ayudo a impulsar el crecimiento económico del país, sin embargo, comento que esto no ha sucedido a la velocidad debida pues aún el 80% de peruanos no accede a oportunidades de mejorar su calidad de vida por estar fuera del sistema financiero. Por otro lado, señalo que es indispensable el aporte del sector privado en la educación, recalcando que este debe “acompañar el proceso, más que liderarlo” puesto que el sector público es quien dirige la política educativa en el país.

dscn4142