PROGRAMA DE RSE “MANOS TEJEDORAS” DE LA CAJA TRUJILLO

Una oportunidad de desarrollo empresarial tendrán un promedio de 200 mujeres de escasos recursos económicos del Alto Trujillo y del distrito de San José (Pacasmayo), al ser incorporadas al programa de Responsabilidad Social de Caja Trujillo, denominado Manos Tejedoras.

Las participantes, en su mayoría jefas de hogar y que conforman núcleo familiares, con un promedio de 5 personas, se beneficiarán de una serie de capacitaciones en técnicas de tejido, que les permitirá reforzar sus habilidades para crear prendas de vestir y decoración que serán vendidas en Estados Unidos, donde ya cuentan con el mercado asegurado.

Caja Trujillo logrará beneficiar, este año, a un promedio de 1000 personas de Trujillo y Pacasmayo, donde recientemente fue lanzado el programa. Estas 200 mujeres se unen al grupo de 100 madres de familia de Alto Trujillo, que desde el año pasado participan en el programa Manos Tejedoras.

El programa Manos Tejedoras de Caja Trujillo promueve el empoderamiento de mujeres de escasos recursos económicos y su incorporación en una Rueda de Negocios, para que puedan exportar los productos de tejido que elaboran; logrando, de esta manera, generar sus propios recursos económicos y mejorar la calidad de vida de sus familias.

Caja Trujillo promueve Rueda de Negocios

para mujeres de Alto Trujillo y Pacasmayo

En el programa, las participantes reciben también capacitaciones de motivación, y charlas de gestión de negocio. Al término de las capacitaciones, las mujeres que logran los estándares necesarios, se les incluye en la Rueda de Negocios de la ONGD Creation Perú, denominada “Manos Peruanas, madres tejedoras”, que desde el año 2009 exporta miles de productos mensuales a los Estados Unidos de Norte América, focalizados en estados como California, Arizona, Oregon, Texas y recientemente Nueva York.

El Gerente Central de Administración de Caja Trujillo, Carlos Díaz Collantes, precisó que este programa lo desarrollan desde el 2014, en el que apoyaron a un promedio de 100 mujeres del sector 1A de Alto Trujillo, a quienes se les capacitó en siete Técnicas de Tejido A Mano, en palillo, crochet, entre otros; fortaleciendo sus habilidades y capacidades para sentar las bases del camino hacia su propio desarrollo empresarial.

Detalló que, actualmente, cada madre participante en la I etapa de este programa, dependiendo de las prendas que tejen, percibe un ingreso promedio mensual entre 50 y 200 dólares. Además, parte del programa contempla que cuando las madres tejen una colchita, la institución Our Hands for Hope (otro eslabón de esta cadena de negocios) les envía una frazada de material polar. Se puede resaltar el hecho de que cada prenda que va al extranjero lleva el nombre de la mujer que la confeccionó.

“Manos Tejedoras es nuestro principal programa de Responsabilidad Social, a través del cual promovemos el desarrollo integral de sectores vulnerables del país. Las participantes fortalecen sus habilidades y adquieren nuevos conocimientos, que les permite, poco a poco, ir rompiendo el ciclo de pobreza en el que viven. Ellas logran generar sus propios recursos económicos para darles nuevas oportunidades a sus familias”, añadió.

APROVECHAN OPORTUNIDAD

Erlita Yupanqui y Esther Uriol son dos participantes del programa Manos Tejedoras, quienes en la reciente presentación de la nueva etapa, destacaron los beneficios que ha traído a sus familias el ser parte de la Rueda de Negocios que promueve Caja Trujillo.

“Agradezco esta oportunidad que nos brindan de sentirnos útiles y crear nosotras mismas el sustento para nuestras familias. Nos capacitan en tejido y otros temas, y eso hace que tengamos un trabajo digno, que sintamos que podemos salir adelante con nuestro esfuerzo”, dijo Esther Uriol.