AJINOMOTO Y ALDEAS INFANTILES SE UNEN PARA BRINDAR EDUCACIÓN NUTRICIONAL

Dentro de los acuerdos se coordinó el despliegue del programa de educación nutricional “Nutrición para todos” para padres y docentes de poblaciones vulnerables. El programa proyecta la capacitación de más de 800 personas entre mayo y julio del presente año.

Ajinomoto del Perú y Aldeas Infantiles SOS Perú firmaron una alianza estratégica para desarrollar un programa de educación nutricional dirigido a padres y docentes. Este esfuerzo conjunto se enmarca en el firme propósito de la empresa que es contribuir al bienestar de los latinoamericanos mediante productos deliciosos, saludables y nutritivos, así como iniciativas para una sociedad sostenible.

La alianza contempla la realización de charlas presenciales gratuitas para algunos sectores organizados por Aldeas Infantiles SOS Perú en el distrito de Ventanilla. Estas sesiones dirigidas por profesionales de la salud, permitirá la capacitación en temas importantes como “Nutrición y alimentación en el preescolar”, “Buenas prácticas de higiene para la manipulación de alimentos”, entre otros.

“Lo que buscamos con estas charlas es que los beneficiarios sean capaces de generar hábitos de vida saludable que impacten de forma positiva en su día a día, además de contribuir en la reducción de la desnutrición y la anemia en la comunidad. En ese sentido, el conocimiento es fundamental para generar bienestar en las personas”, comentó Cathy Ganoza, Gerente de Relaciones Públicas de Ajinomoto del Perú.

Del mismo modo, el desarrollo del programa “Nutrición para todos” incluye clases de cocina demostrativas en las que se enseña a los padres de familia la preparación de potajes nutritivos, además de sesiones de degustación para padres, niñas y niños con miskísimoo®, un producto de la empresa que contiene una cantidad importante de hierro, con lo que puede ser un gran aliado para contribuir a la reducción de los índices de anemia.

Solo en mayo se han logrado grandes resultados como la realización de 9 charlas en las que se impactó a 277 adultos de manera única. En esta misma línea se espera que 800 personas sean alcanzadas a lo largo de todo el programa. En cuanto a la niñez, 300 niñas y niños accedieron a degustaciones de productos saludables, lo que completa hasta el momento alrededor de 600 participantes impactados durante el desarrollo del programa. «Tenía desconocimiento de la importancia del hierro en la dieta diaria. Además, hemos aprendido a distribuir correctamente los alimentos para que tengan un mejor resultado en el desarrollo de nuestros pequeños”, son alguno de los comentarios entre las madres de familia beneficiadas del programa.

Finalmente, ambas instituciones anunciaron que este sería el inicio de diversas acciones que desarrollarían en beneficio de poblaciones en situación de vulnerabilidad, convencidos que la buena información puede generar un impacto positivo y bienestar en las personas.